¿Por qué tener un avance de invierno para tu caravana?

 

El avance de invierno para caravana es uno de los accesorios imprescindibles, si quieres disfrutar de ella cuando bajan las temperaturas y necesitas protección ante el tiempo.

 

  • TU CARAVANA, TU FORMA DE VIDA

Aquellos que disfrutamos con nuestras caravanas, sabemos que es importante contar con todos los accesorios y prestaciones necesarias para que nos sintamos como en casa, ya que tener una caravana no sólo es una diversión, sino una forma de vida.

Por eso, en este post queremos hablaros de un accesorio que se ha convertido en un auténtico «must have» en el mundo de las caravanas. Nos referimos, claro está, al avance de invierno para caravana que, para aquellos lectores que no lo sepan, son elementos protectores que se acoplan al exterior de nuestra caravana y nos resguardan del frío, la lluvia y otras inclemencias climáticas.

Cuidado, no hay que confundirlos con los también necesarios toldos playeros, que son los elementos que durante las épocas de calor, nos protegen de los rayos del sol y generan sombra delante de nuestra amada caravana.

 

  • POR QUÉ TENER UN AVANCE DE INVIERNO PARA CARAVANA

Disfrutar de una caravana no es sólo estar dentro de ella, sino también gozar del exterior. En verano no hay problema, puesto que los días son largos y soleados, pero ¿qué sucede cuando llueve o cuando hace mal tiempo? ¿Tenemos que quedarnos en el interior de la caravana? Para nada. Gracias a un avance de invierno para caravana podemos disfrutar de unos metros extra de exterior. 

¿Te imaginas que estás en un camping durante el mes de abril y se pone a llover? ¿Por qué vas a tener que renunciar al exterior? Colocando tu avance de invierno conseguirás tener tu espacio protegido de la lluvia, gozando de unas vistas maravillosas de la zona, mientras escuchas el sonido de las gotas rompiendo en el suelo. Maravilloso. O imagina que durante ese viaje soñado, el viento te impide comer en el exterior. No, gracias a tu avance de invierno para caravana.

Uno de los puntos clave es que existen muchos modelos y tipos de avances de invierno, configurables según las necesidades de cada campista. Por ejemplo, hay avances ligeros que son de montaje rápido y te protegen bastante bien, aunque eso sí, son menores en espacio y cuentan con un peso reducido, de manera que la resistencia es algo menor. Otros avances son más convencionales. En este caso, se multiplican las ventajas frente a los ligeros, ya que aumentan el espacio y la protección.